Evaluación-Intervención

Evaluación

Evaluación:

Realizaremos primero una evaluación para poder averiguar las posibles causas y así poder diseñar una intervención acorde a un diagnóstico.

Evaluación inicial

Evaluación visual

Evaluación auditiva

Tratamiento:

Para alcanzar el potencial de nuestros hijos, podemos optar por diferentes alternativas, cualquiera puede ser beneficiosa y válida, la clave es una buena elección en función de cada caso. 

Para ello nos centraremos no solamente en el desempeño escolar, sino que también intervenimos en los factores neuromotores de base, emocionales y conductuales.

Fomentaremos una mejora de la autonomía, autoestima, percepción de autoeficacia, motivación y de aquellos comportamientos y hábitos que facilitan una rutina de estudio y trabajo, al mismo tiempo promovemos la eliminación de conductas que interfieren en un correcto desempeño, con la inmediata mejora de los resultados.

Programa de Neurodesarollo

Nuestro programa consiste en una batería personalizada de ejercicios de estimulación cerebral, que mejoran la reorganización neurofuncional, se deben realizar diariamente en casa, y se complementan con sesiones de terapia presencial y revisiones por parte de los profesionales correspondientes.

 

Estos métodos están avalados por estudios y años de trabajo por parte de profesionales de todo el mundo, nosotros estamos en contacto con centros en Reino Unido y Holanda, intercambiando información continuamente, ofrecemos garantías de éxito sin efectos secundarios para la salud.

Según varios estudios, este programa diario de movimiento da a los niños oportunidades para moverse según su proceso evolutivo, mejora las habilidades motoras y desarrolla reflejos primitivos que no lo estaban, los investigadores encontraron que la mayoría de los niños experimentaron mejoras físicas y académicas extraordinarias.

 

 

Las investigaciones muestran que existe un vínculo entre el movimiento temprano y el desarrollo y aprendizaje de los niños.
Este programa ayuda a los niños a hacer esos movimientos que deberían haber tenido la oportunidad de hacer hasta el primer año de vida.

 La clave es constancia y repetición diaria.

La intervención va dirigida a la maduración psicomotriz, sensorial y neurológica del niño, y mejoran aspectos como por ejemplo:

 

  • La atención y concentració
  • Comprensión lectora.
  • Grafía y ortografía. Motricidad fina y gruesa.
  • Coordinación y equilibrio – habilidades visuoespaciales.
  • Mejora del control postural, del movimiento involuntario.
  • Reeducación de dislexias – inversiones, discriminación, dominancias…
  • Más capacidad de adaptación a los cambios, menos miedos e inseguridad.

¿Quieres realizarnos alguna consulta? ¡Contáctanos!